PRI viste de rojo y blanco para recibir a su nueva dirigencia nacional

Redacción, Noticias MX. –  En el auditorio Plutarco Elías Calles, en la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI), mujeres y hombres que representan a los sectores obrero, campesino y juvenil, la mayoría vestidos de rojo y blanco,  dieron la bienvenida a su nueva dirigencia nacional.

Hubo gritos y porras de apoyo de cada uno de estos sectores emblemáticos del PRI, pero no fue como antaño, cuando la gente se agolpaba a las puertas para entrar a la sede del instituto político, ubicado en la Avenida Insurgentes, cerca de Buenavista, en el norte de la capital.

Tampoco había las grandes filas de invitados especiales para ser testigos de la nueva dirigencia, que presidirá Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como "Alito", y Carolina Viggiano, quien fungirá como secretaria general, puestos que ostentarán del 19 de agosto de 2019 al 19 de agosto de 2023.

Había poco más de las mil 200 personas previstas para dicho auditorio sentadas, solo algunos se quedaron de pie; la mayoría sólo se levantaban para echar porras.

La crema y nata del priismo se dio cita para dar la bienvenida a "Alito" y a Carolina, los coordinadores parlamentarios en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chon, y de los diputados, René Juárez Cisneros, así como 10 de los 12 gobernadores priistas, solo faltaron el de Oaxaca, Alejandro Murat, y el de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna.

También asistieron expresidentes del partido, como Dulce María Sauri y Beatriz Paredes Rangel, quienes ahora son diputada y senadora, así como Claudia Ruiz Massieu, quien hasta hoy fue dirigente nacional del PRI, además de los titulares de los cabildos municipales y otros distinguidos priistas.

Al inicio de la XLVII sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional, casi a las 12:10 de la tarde, el presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, Rubén Escajeda, hizo uso de la palabra para destacar la transparencia con que se realizó la elección de esta dirigencia, con la participación de 1.8 millones de votos.

Aclaró que de esta votación, 1.6 millones fueron para Alito y Viggiano, que se registraron tres fórmulas, y que se instalaron en todo el país 99.84 por ciento de las mesas receptores de votos.

“Podemos afirmar categóricamente que el proceso de renovación de nuestra dirigencia nacional se realizó con plena transparencia y legalidad, imparcialidad y en estricta observancia de la normatividad interna de nuestra institución política”, resaltó.

Posteriormente, Dulce María Sauri, como integrante del Consejo Nacional, tomó la protesta de Alejandro Moreno Cárdenas, quien vestía un traje negro, camisa blanca y corbata roja, y de Carolina Viggiano Austria, quien lucía un vestido rojo, con zapatos beige. Ambos se veían felices por empezar con esta nueva responsabilidad en sus vidas políticas.

Después, "Alito" dio un mensaje que duró 40 minutos, en el que convocó a la militancia a la unidad y a impulsar una gran reforma para construir el PRI del Siglo XXI, y expresó que la militancia no solo es el activo más importante del PRI: nuestra militancia es el partido.

“Debemos iniciar juntos esta nueva etapa, entendiendo que la fortaleza de nuestros adversarios es muchas veces la consecuencia de los errores de quienes desconocieron y traicionaron a nuestra militancia".

“El partido no puede asumir los costos de quienes tomaron decisiones equivocadas. Quiero que mi presidencia marque el inicio de una nueva etapa para el priismo; una nueva etapa en que la militancia sea reconocida; esa militancia que hizo que nuestra elección pasara a la historia como una de las más concurridas de cualquier partido político a nivel nacional”, afirmó.

Resaltó que en el primer discurso de una nueva era del tricolor deben quedar claro cuatro temas que son los objetivos para el futuro PRI:

El primero, tener muy claro quiénes somos ideológicamente; el segundo, cómo vamos a organizarnos para el futuro; el tercero, qué posición guardaremos frente al poder, no solo cuando somos oposición, también cuando somos gobierno, para que lo que defendamos esté sustentado en nuestro Programa de Acción.

 

 

Y cuarto, cómo hacer para que cuando se postule a alguien a un cargo de dirigencia o de elección popular sea con el genuino respaldo de la mayoría de nuestra militancia, expresó.

Finalmente, destacó que el PRI, por vocación, por hechos y por derecho, se inscribe en la corriente socialdemócrata de los partidos contemporáneos de todo el mundo.

Luego se declaró por concluido el acto, y la senadora Beatriz Paredes dirigió un breve mensaje para felicitar a la nueva dirigencia nacional.

“Es la hora de la unidad por convicción, sin ambiciones ni oportunismos, es la hora del reencuentro entre esta gran familia, es la hora en la que ninguno de nuestros militantes deje de estar acompañado, es la hora de conquistar el Siglo XXI.

“Tenemos confianza en ese destino, y por ello felicitarlo por ese mensaje, señor presidente, y agradeciendo la presencia de todos, quiero declarar formalmente clausurada esta XLVII sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional de nuestro partido, hasta la victoria”, concluyó. (Notimex)
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto